lunes, 23 de febrero de 2015

Llegó la Inquisición a la web



Esta mañana encontré en mi bandeja de “No deseados” (nunca mejor dicho) un correo en el que Blogger me informaba que cambiará su política de contenidos para adultos y que “es posible que ya no pueda compartir públicamente imágenes o videos sexualmente explícitos que muestren representaciones gráficas de desnudos”.
Más adelante me aclaran (oh, ¡qué alivio!) que “seguirán aceptando los desnudos en cont
extos artísticos, educativos, documentales o científicos, o cuando represente otra ventaja notable para el público” y, en ese caso, no retirarán esos contenidos.
 
La verdad, no sé en qué categoría encuadrarán a mi blog, ni quién determinará si representa o no una ventaja notable para mi público. En todo caso, mi cabeza no puede dejar de pensar en tópicos de vital importancia, más allá de la posibilidad cierta de que puedan bloquear mi espacio. 
 
Puedo entender que Blogger, la plataforma más importante del mundo de bitácoras independientes quiera hacer algo para frenar –entiendo que ese sería el objetivo de todo esto- la avalancha de sitios mal llamados “para adultos” en los que paradójicamente lo que prolifera es contenido de mal gusto y mamparas que protegen negocios de prostitución, trata de personas, pedofilia y otras monstruosidades. Lo que no puede aceptar mi cabeza es que porque en una de estas bitácoras aparezca un desnudo, esto la haga ya susceptible a ser bloqueada. Siendo millones los blogs activos en la actualidad, dudo mucho que exista un batallón de censores que analicen concienzudamente la naturaleza de cada contenido para subir o bajar su pulgar. Asumo entonces que esto se hará, como todo dentro de las insondables entrañas de la web, a través de robots que apuntarán sus índices acusadores hacia cualquier pezón, vulva o pene “mal ubicado” que encuentren a su paso.
En los tiempos de la libertad y la democracia de los contenidos, del libre acceso a las fuentes y el intercambio desinteresado de información por la información misma (¡razón de ser del nacimiento y supervivencia de los blogs!) sus principales promotores y responsables ahora se convierten en inquisidores y verdugos “ad hoc”…
Muy pocas son las imágenes propias u originales en mi blog, pero debo aclarar que he invertido muchas horas tratando de encontrar en la web aquéllas que mejor representen o ilustren el contenido de mis relatos. Que las bloqueen sería, además de una lamentable arbitrariedad, un cercenamiento de mi derecho a compartir información libre y desinteresadamente, algo que no pueden alegar muchos otros sites, donde la comercialización de cada bit, hace a veces imposible la lectura de algún contenido.
Blogger me da la opción de poner mi blog como “Privado”, con lo cual, miles de personas alrededor del mundo dejarían de “toparse” con él como un grato hallazgo y estaría llegando únicamente a los seguidores habituales o a aquéllos que yo pueda conocer y le dé acceso previo. Involución, retorno al oscurantismo, cruzadas, cacería de brujas… Estar desnudo es feo, es malo, y el Gran Dios Blogger castigará sin piedad el libre albedrío de cada individuo que ose mostrar o admirar la pureza y sublimidad del cuerpo humano.
Desde mis primeros posts aclaré siempre la diferencia que para mí existe entre Erotismo y pornografía (mayúsculas y minúsculas intencionales), una línea que a veces se torna muy delgada y difusa, pero que creo no haber cruzado jamás desde 2008 cuando toda esta aventura de “Erotikmente” comenzó. Por eso el lema del sitio siempre fue y será “Erotismo inteligente, inteligencia erótica”. Aquí los babosos pajizos no encuentran lo que buscan; la idea siempre ha sido estimular las neuronas, no (o al menos no únicamente) los vasos sanguíneos. Si Dios Blogger y su ejército de robots guardianes no logran ver la diferencia, es muy posible que “Erotikmente” tenga que mutar, jamás morir.

El “dead line” es el 23 de marzo. A partir de entonces veremos si pasé la prueba de la Santa Inquisición o si tendré que ilustrar mi producción con fotografías de Martin Lutero, Benedicto XVI o la Madre Teresa… apropiadísimo, no creen? Altamente estimulante! 

3 comentarios:

Agustin Velloso dijo...

Hola:

Me llamo Agustin Velloso, escribo desde Madrid por este medio porque no consigo enviar un correo a la autora del blog.

Lamento mi impericia informática, lo he intentado media docena de veces sin éxito.

Deseo consultarla sobre un proyecto personal de publicación de relatos eróticos breves, ámbito que desconozco pues me dedico a la enseñanza universitaria y mis artículos y libros son todo lo contrario.

He disfrutado de sus relatos recientes (los que he visto en el blog hoy mismo) y le agradeceré una orientación para mi proyecto.

Siéntase libre para preguntarme lo que considere oportuno sobre este asunto.

Cordialmente, Agustin Velloso
(Madrid - España)

Margarita Ventura dijo...

Hola Agustín. Muchas gracias por el contacto y los comentarios. Por favor revisa tu bandeja de correo. Saludos!

Mamots dijo...

Hola, esta claro que es vetado el sexo pero no la violencia muertes sangre guerras, eso es para todos incluso niño, yo hace mucho tenia un blog que anule, pero que era de sexo y solicite añadir publicidad que todos tienen y me tienen vetada aunque ya no sea de sexo lo que publique
o sea se ve que da mas dinero la sangre
una pena
saludos

tengo algunas ideas pero mas adelante te compartire
gracias