sábado, 8 de noviembre de 2008

¿Realidad o imaginación?


Mientras más amigos conocen mi blog y leen mis relatos, suele hacerse más frecuente una pregunta: ¿Son historias reales?
Debo confesar que esa pregunta me desconcierta un poco, pues me hace a mí repreguntar: ¿En qué cambiaría las cosas si lo fueran?
Pareciera que lo bueno o malo del relato pasara a un segundo plano y fuera el morbo el que tomara protagonismo.
Escribir es un acto de imaginación pura; lo es al menos, mientras no se trate de una biografía, un trabajo científico o histórico.
Cuentos, novelas, relatos, poemas, son el producto de la imaginación, mezclado por supuesto con la experiencia del autor, con sus vivencias y conocimientos, que pueden haber sido adquiridos por cualquier vía: por la lectura de otros autores, por la realidad de terceros y también, claro está, por la experiencia propia.
Pero no debemos perder de vista, que por encima de todo, está la imaginación. Y no sólo la imaginación del que escribe, sino sobre todo, la del que lee. La magia de la escritura reside en la capacidad de convertir en imágenes, pequeños íconos negros sobre un papel blanco que por sí solos carecen de significado alguno.
Entonces, ¿qué importa si son o no historias reales? Lo que importa es que ustedes las crean, las sientan, las vivan y pongan en ellas las imágenes que les plazcan, los ambientes, las personas, los olores, las texturas con los que se sientan eróticamente conectados. Lo demás carece de total importancia.
Apuesto que los amigos de Stephen King o de J.K Rowlings jamás le han preguntado si las suyas son historias reales... simplemente leen con avidez sus libros y se asombran por su admirable IMAGINACIÓN.

Cierro esta reflexión con una cita de Diego Muñoz Valenzuela que encontré en www.escritores.cl

El erotismo es por esencia inteligencia aplicada al cuerpo, y no simple carnalidad desatada; el erotismo sobre todo reside en la imaginación, en la búsqueda de lo nuevo, en la sorpresa más que en el rito”.

Hasta el próximo relato... real o imaginario...

4 comentarios:

SantoelDiablo dijo...

Es que a veces, quienes leemos, queremos agregarle más a lo que va entrando a nuestra mente y que se adereza con la imaginación.

No sé de dónde habrá llegado esa consulta, pero es natural. Así somos, nosotros, naturalmente imperfectos.

Besos my friend, es el primer comentario que hago en tu blog. Por demás, excelente. Son las 7:24 am (hora México) y estoy disfrutando su lectura mientras bebo un café.

Erotismo dijo...

bueno, tiene su punto de morbo el saberlo o no... dejarlo en el aire le da mayor atractivo!!

Lydia dijo...

Completamente de acuerdo... ¿qué importancia tiene que la cosa sea real o no?... Lo realmente importante es ver la historia en sí misma, comprenderla, entenderla y vivirla como propia... que sea cierta o no, es lo de menos, las fantasías tampoco son reales y casi parecen ser reales.

Capri dijo...

pues que razon tienes, ya que muchos lectores se imaginan que los relatos son relaes,y reales son, otra cosa es que sean experiencia propias... lo malo es que a veces la ""gente"" piensa lo que no es... entonces me pregunto acaso el k escribe crimenes los comete, el que habla sobre secuestros es un malvado.. y el que habla de erotismo... un......?¿?¿ dejemoslo asi
yo he sufrido en mis carnes mas de una ""pedrada" jajaja... en fin.. creo que esto se debe a un poco d ignorancia-

saludos