martes, 28 de octubre de 2008

Transeúnte


Transeúnte de mis caminos,
viajero sin equipaje de todas mis rutas,
sigue recorriéndome, aunque sea en sueños,
porque aún en sueños, llegas mí,
claro, diáfano, unívoco.
Explorador de mis galaxias,
conquistador de mi vía láctea,
continúa volando alto, hasta encontrarte conmigo,
en cualquier estrella,
en cualquier nube que caerá como lluvia
para nuevamente mojar nuestros corazones.
Paramédico de almas moribundas,
resucitador de cuerpos yermos,
mantente en tu misión sanadora,
no me dejes morir,
porque si lo haces, tú morirás conmigo…

1 comentario:

joant dijo...

Estas indagando en algo muy dificil, poesia con erotismo, un genero que eternamente se ha catalogado de romantico...Buen intento, espero por otra entrega...